Porque necesito una alarma

Porque necesito una alarma

La instalación de alarmas para negocios y para viviendas está más que justificada. El índice de robos es preocupante y, paralelamente, los precios y tarifas de los sistemas de seguridad se han ido haciendo cada vez más accesibles para el gran público. Además, con el tiempo han ido incorporando una serie de funcionalidades extras que son muy útiles y eficaces, como detección de humos, alertas por corte del suministro eléctrico, detección de movimiento, aviso a servicios de emergencias, etc.

Es decir, las alarmas se han convertido en herramientas que nos ayudan a proteger nuestro negocio o nuestra propiedad de muchos peligros y nos hacen sentirnos mucho más seguros.

La tecnología al servicio de nuestra seguridad.

Este es otro de los motivos por los que en los últimos tiempos muchos se deciden a instalar alarmas para negocios o para sus hogares. Son como vigilantes virtuales que se mantienen alerta mientras estamos ausentes o, en el peor de los casos, cuando asaltan nuestra propiedad con nosotros dentro. Hay sistemas que pueden vincularse a nuestros teléfonos inteligentes y que nos permiten controlar, incluso desde la distancia, todo lo que ocurre en nuestra empresa o en nuestra casa. También en nuestra segunda residencia, durante los meses en que nos ausentamos.

En general, es mejor prevenir que tener que hacer frente al desastre y en el caso de las alarmas todavía más. La tecnología desarrollada por las empresas especializadas en seguridad nos hace menos vulnerables y aumenta nuestro nivel de protección: 24 horas, 365 días al año. Las cifras relacionadas con robos y asaltos nos demuestran que nadie está a salvo de padecer un incidente de este tipo. Proteger nuestra casa, nuestro apartamento, la casa del pueblo o nuestra empresa es fácil y accesible. ¿Por qué no hacerlo?

Tarifas para todos los bolsillos.

En el mercado encontramos sistemas de alarma para todos los públicos. Desde los más baratos y accesibles a los más sofisticados y prohibitivos. En general, los costes se han reducido notablemente e instalar alarmas para negocios o para viviendas ya no es un lujo. Puede constarnos lo mismo que disponer de internet o de teléfono fijo y nos da una cobertura amplia y eficaz.

En el caso de las empresas, son pocos los que no han optado ya por el servicio que ofrecen las alarmas para negocios, ya que tienen un efecto disuasorio en los delincuentes y crean sensación de seguridad entre empleados y directivos. Inclusos, aquellos que están instalados en zonas que cuentan con su propio sistema de seguridad privada, como centros comerciales o polígonos industriales, instalan sus propios sistemas de seguridad para garantizar la protección de su personal y de sus bienes materiales.

Razones para instalar alarmas para negocios.

Son muchas y muy variadas. Pero, aunque cueste creerlo, la crisis y los problemas financieros que padecen muchas empresas han puesto en tela de juicio la necesidad de asumir este gasto en seguridad.

Sin embargo, mantener activo nuestro contrato para el sistema de seguridad o implementar uno en nuestro negocio nos va a proporcionar varias ventajas:

Elemento disuasorio: cuando un delincuente se plantea asaltar un negocio, lo tendrá más difícil si dispone de alarma. Estos sistemas de seguridad pueden provocar que el asalto se complique, tendrán que buscar formas de acceso alternativas y, sobre todo, crecen las posibilidades de que lo atrapen. Protección automática y tecnológica: los candados, las rejas, las cerraduras están muy bien. Son barreras físicas ante un asalto. Pero nadie nos avisa cuando dejan de ser efectivas. Las alarmas para negocios pueden ser complementarias a estos sistemas tradicionales, nos permiten protegernos y alertar a los servicios de seguridad de manera automática. Y, sobre todo, nos da la opción de controlar y vigilar nuestra propiedad desde la distancia. Mayor sensación de seguridad: una empresa dotada de alarma es una empresa más segura. Los empleados no tendrán miedo de acceder a ella después de un fin de semana o de cumplir con turnos nocturnos. Los propietarios sabrán que sus bienes e inversiones están a buen recaudo. De esta manera, se trabaja mejor y con mayor tranquilidad. Servicios extras: hoy en día las alarmas para negocios también detectan y alertan sobre incendios, cortes de suministro, fugas de agua, problemas con productos tóxicos y contaminantes, emergencias sanitarias… Es como tener un agente de seguridad velando constantemente por tu empresa, tu local, tus trabajadores, tu mercancía. Y eso, realmente, no tiene precio.

Deja un comentario