Una alarma para resolver problemas

Una alarma para resolver problemas

A todos, sin excepción, nos preocupa que entren a robar en nuestra casa, en nuestro negocio o en una segunda residencia. Pero también hay muchas personas que viven con miedo a que el robo se produzca cuando se encuentran dentro de la propiedad y eso acarree más problemas todavía. Nuestra integridad física está muy encima de los posibles destrozos o de la pérdida de objetos valiosos o de dinero. Pues bien, la instalación de una alarma puede resolver muchos de estos problemas.

Instalar alarmas domésticas o alarmas para negocios es la mejor solución para sentirnos protegidos.

Las alarmas son el mejor sistema de seguridad.

Sufrir un robo cuando estamos dentro de casa o trabajando en nuestro negocio es algo muy serio. Podemos sufrir importantes daños físicos, algo que nos atemoriza. Pero estos episodios también producen efectos psicológicos en las personas, que suelen sufrir estrés o traumas cuando son víctimas de estas agresiones.

Para evitarlo, la mayoría implementa medidas de seguridad conocidas por todos: puertas blindadas, dobles cerraduras, rejas, cajas fuertes… pero muchos de ellos no piensan que la instalación de alarmas para negocios o para viviendas es lo más efectivo.

La razón es que, el resto de elementos pueden dificultar que algún extraño acceda a nuestra propiedad. Sin embargo, muchos lo consiguen a pesar de todo. Precisamente por ello, instalar una alarma nos da sensación de seguridad y amparo, ya que sabemos que, si llega a ocurrir el asalto, hay personas en el exterior que pueden ayudarnos. Se trata de un sistema de protección pero también de ayuda, algo muy importante y que contribuye a aumentar nuestra confianza ante posibles robos.

Por otro lado, si instalamos un sistema de alarmas para negocios también estamos protegiendo nuestra economía, sobre todo en el caso de los pequeños negocios a los que los efectos de un robo puede condenarlos a desaparecer. Por no hablar de la necesidad de salvaguardar la integridad de nuestros empleados y de nosotros mismos, si se presenta este tipo de situaciones.

Las alarmas para negocios no son un gasto, sino una inversión.

Efectivamente, instalar un sistema de alarmas para negocios supone realizar un inversión de rentabilidad inmediata. Sobre todo porque muchas veces se trata de un elemento disuasorio que puede hacer que, afortunadamente, no lleguemos a sufrir un asalto. Probablemente el propietario del negocio nunca lo sabrá, pero quizá el hecho de haber  instalado una alarma puede haberle salvado de pasar un mal trago en más de una ocasión. Por no hablar del plus de confianza que puede generar en nuestros clientes saber que se encuentran en un local dotado de un buen sistema de seguridad.

Además, las alarmas para negocios también otras funciones protectoras que van más allá de la detección de un intruso en el establecimiento. Por ejemplo, también pueden advertirnos de un incendio o de una fuga de agua importante. Son alarmas para negocios más avanzadas y completas que detectan también apagones, fugas de gas, roturas de tuberías, etc. Te aconsejamos que, si vas a instalar una alarma en tu negocio, valores también esa posibilidad.

¿Cómo funcionan las alarmas para negocios?

La mayoría de empresarios temen que los robos en sus negocios se produzcan por la noche o los días no laborales, cuando la empresa está vacía. En este caso, lo recomendable es instalar un sistema de alarmas para negocios que lleve incorporados detectores de movimiento. Cubrirán todas las áreas de acceso, como puertas y ventanas, e impedirán a los ladrones culminar con éxito su canallada.

Si estos sensores se activan, sonarán las sirenas y se activará de manera automática el aviso a las autoridades. Lo más probable es que el intruso renuncie a seguir perpetrando el robo en su negocio. Por otro lado, el mismo sistema alertará también al propietario, guardas de seguridad del recinto o, incluso, a los empleados. Entre todos establecerán comunicación basándose en un protocolo de actuación preestablecido para poner fin al saqueo.

Hay que tener en cuenta que dentro de los sistemas de alarmas para negocios también hay mecanismos más avanzados que intentan frenar hurtos perpetrados por personas que conocen el sistema de seguridad y el establecimiento, como clientes asiduos o trabajadores. El programa registra, por ejemplo, intentos fallidos de desconexión de la alarma o una huella dactilar no registrada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: