¿Mi negocio necesita una alarma?

¿Mi negocio necesita una alarma?

Instalar en nuestra empresa un sistema de alarmas para negocios nos proporciona tranquilidad. Sabemos que nuestro local está protegido y, como consecuencia, también lo estarán nuestros empleados, nuestros productos y nosotros mismos.

Tanto es así que la seguridad es un factor clave en la economía de un negocio y tiene tanto peso como las ventas. Son muchos los casos en que un negocio quiebra por las pérdidas que conlleva la falta de seguridad. La implementación de sistemas de alarmas para negocios es una inversión que rentabiliza en un periodo corto de tiempo.

Funcionalidades extra de las alarmas para negocios.

Lo primero que pensamos cuando valoramos la posibilidad de instalar un sistema de alarma es en los robos, hurtos y asaltos que puede padecer nuestra empresa. Y, desde luego, es un aspecto importante.

Pero, hoy en día los sistemas de alarmas para negocios nos cubren ante otras posibles incidencias de resultados nefastos, como una inundación, un incendio, un corte de suministro o un escape de gas. Detectar estos imprevistos en la fase inicial puede evitar a nuestro negocio pérdidas irreparables, por no hablar de las vidas humanas que pueden verse afectadas de manera directa o indirecta por este tipo de siniestros.

Si a eso le sumamos la protección que nos proporcionan durante la noche o jornadas festivas, la inversión en sistemas de seguridad es fundamental. La instalación de sensores de movimiento hacen que cuando un intruso acceda a nuestra empresa o local, rápidamente la alarma de active y podamos actuar. Lo deseable es que no le dé tiempo a perpetrar su ataque, ya que sonarán las sirenas, se alertará a la central de seguridad y al propietario y, sobre todo, a la policía.

Además, las alarmas para negocios, disponen de sistemas que también nos protegen de sabotajes por parte de empleados o clientes de confianza. Por ejemplo, nos alertan cuando hay varios intentos fallidos de desactivar la alarma.

Instalar una alarma en un nuevo negocio.

Si tu empresa es de nueva creación, el mejor momento para instalar un sistema de seguridad con alarma es cuando finalicen las obras. En cuanto dispongas de suministro eléctrico, ya puedes proceder a implementarlo. Así, cuando empieces a llenarlo de mercancía ya estará completamente protegido.

Estos sistemas no necesitan una instalación ni estructura especial. Es cierto que en el mercado encontraremos dos opciones:
Alarmas con sistema de cables: estos enlazan con las líneas telefónicas, pero están dotados de sistemas automáticos de alerta. Alarmas inalámbricas: comunican con la central de seguridad vía radio. Se instalan más fácilmente que los otros, pero pueden verse afectados por el uso de inhibidores de frecuencia.

Si desde el principio, lo dotas de este sistema adicional de seguridad también servirá de aviso para posibles intrusos. Además, si vas a contratar un seguro, debes saber que si cuentas con un sistema de alarmas para negocios, reduciremos la cuantía de la prima. De hecho, hay algunas compañías aseguradores que lo exigen como requisito a la hora de establecer la póliza para el establecimiento.

¿Conviene dotar de alarma un pequeño negocio?

Sin duda, sí. Si es pequeño, el sistema de alarmas para negocios te puede permitir, incluso, vigilar todos los ángulos para evitar hurtos o actos vandálicos. No solo las empresas con más recursos tienen acceso a este tipo de seguridad.

¿Sabías que España es el sexto país del mundo y el tercero de Europa en índice de hurtos? Así lo confirma el Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2014-2015, que nos sitúa solo por detrás de México, Holanda, Finlandia, Japón y China. Las pérdidas del comercio minoristas por estos hurtos equivale al 1’33% de las ventas. Pero, en el caso de España hay una peculiaridad respecto al resto de países que encabezan la lista: el hurto por parte de personas ajenas al negocio supone el 52% del total, mientras que en los otros países se lleva la palma el que perpetran los mismos trabajadores de las empresas.

Estas cifras nos sirven para demostrar que un sistema de alamas para negocios pequeños puede resultar muy eficaz y nos permitirá hace frente a esta importantes pérdidas. De hecho, el sector es consciente de ello y como muestra otra cifra: España es el país de Europa que más invierte en prevenir robos en el pequeño comercio. Para prevenir la delincuencia y hacer frente a los gastos que provoca, las tiendas españolas invierten el 2’21% de su facturación. Sobre todo, en la instalación de alarmas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: