Alarmas sin cuotas: una solución económica y efectiva

La seguridad es una de las principales preocupaciones de los españoles, que cada vez toman más medidas para proteger sus hogares. La tendencia general es la instalación de sistemas efectivos que actúen como medida preventiva en primer término y, en caso de intento de robo, como fórmula de disuasión y aviso de que se ha producido el acceso irregular a la vivienda antes de que se perpetre el posible delito.

El propietario de una vivienda tiene múltiples opciones para asegurar su casa de la posible intrusión de ladrones. Una de las fórmulas más innovadoras es la alarma sin cuotas: la llamada alarma GSM que utiliza una tarjeta GSM SIM y, en algunos modelos más completos, está conectada a la línea de teléfono.

¿En qué consiste la alarma de hogar sin recibos mensuales?

Este sistema implica pagar únicamente por el equipo. A partir de ahí, el propietario se hará cargo de la instalación y, en caso de robo, avisará a las fuerzas de seguridad. Es una alternativa viable para personas que quieren ahorrar costes en su sistema de protección. Está recomendada para viviendas o instalaciones con contenidos de poco valor o para aquellas propiedades situadas en zonas de actividad, no aisladas, en las que el ruido de una alarma no pasa desapercibido.

La ventaja de las alarmas sin cuotas es el ahorro. No hay que hacer un desembolso mensual por el mantenimiento y operatividad de un sistema permanentemente conectado con una central de seguridad, que puede costar alrededor de 50 euros al mes. Esto representa un ahorro medio de unos 600 euros al año.

Hay sistemas GMS recomendados para empresas equipados con sensores de movimiento que detectan además la apertura de puertas, las roturas de cristales o un incendio. En un piso se deben proteger especialmente la puerta de acceso y balcones, zonas de paso y anexos como plazas de garaje o trastero. Para las viviendas con parcelas existen dispositivos preparados para soportar las condiciones meteorológicas del exterior y sensores de mayor alcance.

Los precios de una alarma de hogar sin coutas varían en función de si equipación. La más básica puede costar desde 50 euros. El kit dispone de una central de alarma y sensor de movimiento para habitaciones y/o puntos de acceso a la casa. Se pueden ampliar las prestaciones con más dispositivos de detección de movimientos sincronizados a través de la frecuencia de la alarma. Cada uno de ellos puede tener un coste en el mercado que oscila entre 10 y 20 euros. En total, con un presupuesto de alrededor de cien euros se puede equipar una casa para que cuente con un sistema de seguridad personalizado en función del espacio que queramos cubrir con sensores.

Tipos de alarmas

Dentro de las alarmas sin cuotas hay varias opciones a disposición del consumidor. Existen modelos con teclado, mandos, detectores de movimiento y dispositivos para las puertas de la vivienda con antena oculta. En función del presupuesto que se quiera invertir, se completará el sistema de seguridad con más accesorios y de mayor calidad en los materiales de fabricación y detalles, como la incorporación de una pantalla donde esté visible toda la información relevante y facilite los pasos necesarios en el proceso de configuración de la alarma. A la hora de elegir la mejor opción es importante tener en cuenta que compramos equipos de larga duración y, además, que dispongan de instrucciones en el idioma en el que nos sepamos manejar, especialmente si nos vamos a encargar nosotros de la instalación y el mantenimiento de la red de seguridad. También la batería de larga duración es un elemento a tener en cuenta. La gran mayoría de dispositivos disponen ya de un sistema de control remoto visible a través de una aplicación que se puede instalar en los teléfonos móviles de última generación. La App nos permitirá estar informados en tiempo real.

Haz la instalación tú mismo

Los sistemas de alarmas son inalámbricos, por tanto, no requieren de ninguna instalación de cables. Cualquier persona con conocimientos básicos puede dejar preparado todo el equipo de seguridad en pocas horas. En muchos casos existe un servicio de asistencia telefónica por parte del fabricante para resolver dudas y ampliar información.

Deja un comentario