Alarmas en la segunda residencia

Alarmas en la segunda residencia

La instalación de sistemas de seguridad en segundas residencias es tan importante o más que la activación de alarmas para negocios. Según un informe de UNESPA, la Asociación Empresarial del Seguro, los robos a viviendas suelen producirse, sobre todo, en Enero, Febrero y marzo, además de agosto. Esto no lo dice el informe, pero no hay que ser muy listo que en los meses de invierno afecta, sobre todo, a segundas residencias que por entonces están desocupadas. Mientras que en agosto, cuando estamos en el apartamento de la playa o en la casa del pueblo, lo que asaltan es nuestro domicilio principal.

Y un dato más que nos parece llamativo, aunque no esté muy relacionado con el tema de este artículo. ¿Sabías que el día del año en que los robos fueron  más grandes fue el 6 de Enero? Pues sí, justo el día de Reyes.

Alarmas para evitar robos en segundas residencias.

Este mismo informe dice que las localidades de la costa mediterránea son las que sufren un mayor número de asaltos: Tarragona y Murcia se llevan la palma. Entre ellas se sitúa Madrid y, en cuarto lugar, Toledo. No nos extraña que las provincias del litoral sean las que más sufren robos en invierno, pues suelen estar deshabitadas durante muchos meses y, en algunos casos, ubicadas en zonas de poco tránsito fuera del verano.

Precisamente, esos factores son los que más atraen a los ladrones a las segundas residencias. Casas y zonas desiertas donde pueden actuar con total impunidad. Por eso, es muy importante instalar una alarma en tu lugar de vacaciones. Volveremos más tranquilo a nuestra rutina sin preocuparnos de tener que ir cada cierto tiempo para controlar que nadie ha asaltado nuestra propiedad porque, si lo hacen, nos enteraremos por la central de alarmas.

Las empresas especializadas en seguridad aseguran que en los últimos años se ha incrementado mucho la demanda para segundas residencia, igual que la petición para instalar sistemas de alarmas para negocios zonas alejadas del núcleo urbano. Esto obedece a que los robos que se producen en zonas deshabitadas son más peligrosos y suelen tener peores consecuencias: los ladrones no temen hacer ruido ni dedicar más tiempo al saqueo porque nadie va a llamar a la policía. Si tienes alarma, entonces la cosa cambia.

Alarmas que dan servicio más allá de la seguridad.

Este es el planteamiento que se hacen las empresas dedicadas al tema de la seguridad. Si un cliente decide instalar un sistema de alarma en su segunda residencia, ésta debe servir para mantenerle informado de cualquier incidencia que ocurra en ella. Es decir, no solo si se produce un robo.

Precisamente por ello, las alarmas que se instalan actualmente alertan al propietario si se produce en la vivienda un corte de luz, una fuga de agua, un incendio y, por supuesto, un robo o un asalto. Recibirá una alerta a través de su teléfono móvil y deberá actuar en consecuencia.

Estos servicios son de gran utilidad. Imagina que se rompe una tubería y no detectas el problema hasta que vuelves a tu segunda residencia semanas o meses más tarde. O, por ejemplo, si vas con asiduidad, puedes perder todo lo que guardas en el refrigerador encontrándote un desastre cuando vuelves un fin de semana.

Además, estos sistemas permiten controlar todas las entradas y salidas que se producen en la vivienda. Incluso, las que están previstas o autorizadas por ti, como el portero de la finca, algún vecino, la persona que se encarga de la limpieza, la inmobiliaria que enseña la propiedad o algún familiar al que has invitado. Si instalas una aplicación en tu móvil, podrás verificar estos accesos a través de vídeos y, en algunos casos, puedes hacerlo en directo. Estos sistemas, tan útiles en las alarmas para negocios, están ya muy extendidos en las segundas viviendas.

En conclusión…

Instalar una alarma en una segunda residencia es todo un acierto. Sobre todo si es un lugar que valoramos y apreciamos, que queremos cuidar, donde guardamos cosas de valor o simples recuerdos y donde nos gusta acudir para disfrutar de la familia y nuestro tiempo de descanso.

Tienes muchas opciones para elegir el sistema de alarma que mejor se adapte a tus necesidades. Consulta con varios proveedores, antes de decidirte por uno. Compara precios y prestaciones y dale un plus de seguridad a tu segunda residencia.

Deja un comentario