Alarmas a distancia

Alarmas a distancia

Si hablamos de alarmas para negocios, hay que destacar que la tecnología se pone a nuestro servicio para dotarnos de sistemas cómodos y útiles que nos permiten gestionar la seguridad de nuestro establecimiento desde lejos. Gracias a internet y al desarrollo de un software avanzado, nos ayudan a mejorar en este campo y nos dan la posibilidad de controlar las alarmas desde cualquier lugar.

Dispositivos inteligentes como el Smartphone y una conexión a la red nos lo ponen en bandeja: aportan soluciones fáciles y accesibles para programar las alarmas, visualizar nuestro establecimiento o enviar mensajes a la central, incluso, desde el extranjero. O, por ejemplo, si sales de casa o de tu negocio sin activar la alarma, puedes hacerlo a distancia en cuanto te des cuenta de ello.

¿En qué consisten las alarmas a distancia?

Hace pocos años, nos habría parecido una película futurista o de ciencia a ficción. Pero lo cierto es que hoy es una realidad, gracias a los avances tecnológicos y a lo que se llama “el internet de las cosas”. Este concepto se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos, como los sistemas de alarmas para negocios, con la red y su objetivo es hacernos la vida mucho más fácil.

Las alarmas a distancia se hacen compatibles con nuestros dispositivos habituales, como teléfonos inteligentes o tablets. La clave está en que nos permiten utilizarlos para comunicarnos con la central de seguridad a través de mensajes de texto o de voz, aplicaciones, etc. Independientemente de donde nos encontremos.

Se trata de una respuesta eficaz a los problemas que nos genera nuestro ritmo actual de vida: agendas repletas, estrés, desplazamientos continuos, viajes… Hay veces que la cabeza no nos da para tanto o, por el contrario, necesitamos tener controladas situaciones sin la necesidad de la presencia física.

¿Cómo funciona una alarma a distancia?

Si vinculamos los sistemas de alarmas para negocios a nuestros dispositivos, podremos acceder desde ellos a multitud de funciones. No solo para activarlas o desactivarlas, sino también para poder programarlas, hacer comprobaciones o visualizar espacios o estancias concretas. Si instalamos, por ejemplo, cámaras de seguridad o sensores de movimiento y disponemos de conexión a internet, nuestro dispositivo nos permitirá controlar estos sistemas y dotar a nuestra casa o nuestro negocio de una mayor seguridad.

Las empresas del sector de seguridad vienen desarrollando una tecnología muy exigente y competitiva en este campo para ofrecer un mejor servicio a sus clientes y dotarlos de una mayor protección. Este software se diseña partiendo de las nuevas necesidades de los usuarios y su objetivo es darles la mejor cobertura posible en este sentido.

Por eso, los sistemas de alarmas para negocios o viviendas a distancia, están dotados de nuevas aplicaciones como los simuladores de presencia, las video-alertas de las alarmas GSM o las cámaras de visión panorámicas. De esta manera, nuestros dispositivos de convierten en una especie de “Gran Hermano” que todo lo ve.

Además, estos sistemas no están pensados únicamente para detectar la presencia de extraños en una propiedad, sino que también nos alertan cuando se activan los sensores de agua o humo, si los hemos instalado previamente. En resumen, son sistemas que nos ayudan a cuidar de nuestro hogar o de nuestro negocio desde cualquier sitio.

Avances tecnológicos y precios.

Como decíamos, estos avances son un gran paso hacia un mundo mejor interconectado y más seguro. Se han conseguido en un periodo de tiempo relativamente corto. De hecho, precisamente por eso, se espera que día a día se vayan incorporando nuevas funcionalidades y aplicaciones que nos permitan llegar aún más lejos en el campo de la seguridad. Por ejemplo, ahora mismo se trabaja en implementar en estos sistemas cámaras de vigilancia de última generación o en nuevos planteamientos técnicos que las hagan pasar más desapercibidas.

Y, lo mejor de todo, es que como se trata de una tecnología doméstica puesta al servicio de los ciudadanos, su precio suele ser asequible y acorde con la demanda. Tanto es así que el hecho de instalar un sistema inteligente de alarmas para negocios  o para viviendas ya no se concibe como un lujo, sino como una necesidad. Es un servicio que está al alcance de la mayoría y que, en breve, podría pasar a ser un elemento fijo y habitual en nuestras casas como lo es hoy en día internet.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: